JOHNNIE WALKER GREEN LABEL: CECILIA MAAFS

Fotografía: Johnnie Walker

Más que sólo una bebida, el whisky es una experiencia que merece disfrutarse con todos los sentidos. En esta línea, el nuevo lanzamiento de Johnnie Walker Green Label es ejemplar, pues llega bajo la forma de una colaboración artística que enriquece el aspecto visual.

 

La firma escocesa se alió con la ilustradora mexicana Cecilia Maafs para crear cuatro ediciones especiales de este whisky, con empaques diseñados por ella e inspirados en las cuatro maltas que integran a Johnnie Walker Green Label.

Para desarrollar este trabajo, Maafs se internó lo que rodea al mundo del whisky, en general, y a Johnnie Walker, en particular, con lo que consiguió distinguir puntos cruciales en la identidad de este destilado, que luego trasladaría a sus creaciones.

 

Más allá del trabajo específico que realizó para esta colaboración, la artista explica que ella misma encontró coincidencias entre su esencia y la de la marca: “Mi trabajo es una invitación a conectar, a ser lo más auténtico posible; siempre busco que lo que hago se traduzca en un arte que inspire. Johnnie Walker y yo tenemos eso en común”.

 

Esa identificación no sólo facilitó el arranque de su labor creativa, sino que la impulsó a sumergirse en el mundo del que tomaría su inspiración a un grado que su trabajo final fue diametralmente opuesto a la idea que había concebido originalmente: “Fue algo que, como artista, muy pocas veces me ha pasado”. El resultado del proceso que siguió Cecilia se tradujo en cuatro empaques de Green Label de edición limitada, inspirados en las maltas que dan vida a este líquido: Linkwood, Talisker, Caol Ila y Cragganmore.

La fineza y frescura de Linkwood se trasladan con detalles florales a un empaque que busca conectar con la energía creativa de las mujeres; el diseño inspirado en Talisker (destilería en la isla de Skye) aprovecha elementos marinos, como un barco, un ancla, un pez y un pulpo; Caol Ila (que aporta un toque ahumado a Green Label) fue distinguido con motivos del espacio exterior, por la relación que Cecilia estableció entre el humo y el misterio; mientras que Cragganmore, cuya base rodea una cadena montañosa, derivó en el protagonismo de la naturaleza, representada por bosques y acantilados.

 

Cada una de las cuatro ediciones está limitada a 300 piezas, para un total de 1,200 botellas coleccionables que estarán disponibles a partir del 10 de diciembre, en La Europea, Vinoteca, Palacio de Hierro y Liverpool.

Esta colaboración entre Johnnie Walker Green Label y Cecilia Maafs resulta fascinante por sí sola y, con las fiestas de fin de año a la vuelta de la esquina, se presenta como una estupenda alternativa para los amantes del whisky y del arte.

CONTENIDO RELACIONADO
DSC01979.JPG
Minerva 4.jpg

© 2023 by Mapa Gris. Todos los derechos reservados.

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon