LOS 10 MEJORES DISCOS DE 2020

Por: Aldo Jiménez Picco

Con ciertos matices según la experiencia de cada quién, 2020 será recordado como el año de la gran pausa. Fueron muchos los ámbitos que vieron su ritmo habitual alterado de manera radical, algunos hasta el grado de detenerse por completo. Eso, sin embargo, no sucedió en la industria musical, que siguió proveyéndonos material para funcionar como banda sonora de un periodo de nuestras vidas más que complejo. Con el año a punto de ser clausurado, pasamos los controles a Aldo Jiménez Picco, para que un experto haga la revisión de los mejores álbumes y canciones que nos acompañaron en el caótico 2020. Cada día añadiremos un nuevo disco, rumbo a la parte alta, hasta completar los 10 elegidos.

10
Mutable Set, Blake Mills

2020 ha sido un año difícil para todos. Aislamiento, estrés, aburrimiento, preocupaciones y la sensación de estar todo el día en una llamada que nunca acaba. Mutable Set es un disco minimalista y relajado. Ideal para concentrarse, tomar un respiro o incluso dormitar.

Imperdibles: Summer all over, Vanishing Twin.

9
Reunions, Jason Isbell

Muchos se transportan a otros lugares por medio de libros, películas o substancias. Para mí, nada se compara con el poder de una buena historia narrada en forma de canción. En donde el rock, country y folk convergen, Jason Isbell relata las dificultades del choque alcoholismo/sobriedad, una infancia difícil, ser padre, un matrimonio en crisis y, sobre todo, mirarse al espejo y reconocer los errores y carencias propias.

Imperdibles: What’ve I Done to Help, Dreamsicle, It Gets Easier.

8
Saint Cloud, Waxahatchee

Cuando escuché por primera vez a Waxahatchee, en 2013, no me gustó nadita. Su voz me pareció irritante y las canciones, sin un punto. A partir de ahí, ignoré sus nuevos discos, hasta hace poco que escuché Saint Cloud. Ahora su voz y estas canciones no salen de mi cabeza. Aprendo de mis errores, así que estaré repasando lo que ignoré estos últimos años. Aquí se escucha cierto sufrimiento, pero, por otro lado, una dosis de paz y tranquilidad por saber que sufrir también es parte del proceso.

Imperdibles: Fire, Can’t Do Much, Lilacs.

7
Women in Music Pt. III, HAIM

"You say there's no stupid questions, only stupid people". Las hermanas HAIM siempre han dicho las cosas de manera honesta y directa. Con cada vez más colores en la paleta musical, esta vez regresan para ayudarnos a lidiar con sentirse incomprendida(o), (The Steps), la pérdida (Don't Wanna), la soledad (I Know Alone) y en espera de regresar a los buenos tiempos (Summer Girl).

Imperdibles: The Steps, Don't Wanna, Summer Girl.

6
The Slow Rush, Tame Impala

Lo hizo otra vez. El multinstrumentista Kevin Parker es un maestro de los sintetizadores, pedales, distorsión, ambientes y atmósferas. Con canciones cada vez más cerca de una pista de baile de los 70 y 80 que del rock psicodélico de los 60 con el cual se dio a conocer, haberme perdido su concierto de este año debido a que fue cancelado es uno de mis arrepentimientos del 2020. Maldito COVID19. No obstante, estas canciones animan a cualquiera.

Imperdibles: Lost In Yesterday, Is It True, Borderline.

5
Down in the Weeds, Where the World Once Was,
Bright Eyes

Si de contar historias se trata, hay pocos como Bright Eyes. Comparado con Bob Dylan en términos líricos y con 40 años recientemente cumplidos, Conor Oberst nos vuelve a detallar íntimamente sus problemas personales, pero desde una perspectiva más madura y reflexiva. Después de casi una década de sequía con la banda —aunque trabajando en otros proyectos—, este disco resume sus estilos rock, pop, folk y electrónico en un paquete lleno de anécdotas.

Imperdibles: Calais to Dover, Dance and Sing, Just Once In the World.

4
The New Abnormal, The Strokes

Life is such a funny journey”, canta Julian Casablancas a medio disco. Y aunque el título del álbum —lanzado en febrero, antes de que todo se fuera al demonio— ahora parece una premonición, nadie sabía lo que nos esperaba en 2020. Después de siete años sin actualizaciones, tampoco sabíamos qué esperar del nuevo material de The Strokes. Las guitarras y los riffs clásicos por los cuales se dieron a conocer siguen ahí, con tintes casi nostálgicos, pero ahora la combinación con los sintetizadores es mucho más balanceada y acertada que antes. Los Strokes que tanto queremos están de vuelta, pero refrescando su sonido con nuevos ritmos, mejores letras y hasta una portada de Basquiat.

Imperdibles: Ode To The Mets, At The Door, Selfless.

3
Notes on a Conditional Form, The 1975

Escuchar un disco de Matty Healy y The 1975 es abrir una caja de sorpresas. En ella se encuentran múltiples estilos musicales —rock punk, pop 80s, baladas, tecno y electrónica... y la lista sigue!—, todo sin el propósito de adornar exageradamente, pero sí de dar una experiencia colorida, variada y en la cual, escuchada tras escuchada, se descubre algo nuevo. Healy es un escritor altamente citable, —una de sus influencias es Ricky Gervais, ni más ni menos— a veces sarcástico, a veces empalagoso y en sus letras se encuentran referencias de todo tipo, incluyéndolo a él mismo (“I never fucked in a car, I was lying”). Una caja de sorpresas que nunca decepciona.

Imperdibles: If You’re Too Shy (Let Me Know), Frail State Of Mind, Playing On My Mind.

2
Set My Heart On Fire Immediately, Perfume Genius

Half of my whole life is gone” son las primeras palabras que se escuchan en el nuevo material de Perfume Genius, el cual está repleto de vulnerabilidad. Desde el nombre del disco, Mike Hadreas pone el corazón en la línea y pide amor y pasión. De manera inmediata. En Describe nos habla de perder el amor (“No Bells Anymore”), en medio de guitarras distorsionadas y desde lo que me imagino como una habitación o un lugar muy oscuro. Después nos cuenta cómo amó a “Jason” de manera tierna y maternal, sin recibir lo mismo, para después robarle 20 dólares del bolsillo del pantalón. En mi canción favorita de 2020, On the Floor, la contradicción de querer olvidar a alguien pero, a la vez, querer tanto a alguien (“I just want him in my arms”). Ambas con la misma intensidad y en una canción que resulta ser mucho más animada en el ritmo que en su temática. Your Body Changes Everything detalla la faceta más física del amor en medio de arreglos de cuerdas y un aire de suspenso. Ésas sólo son algunas ilustraciones de un álbum íntimo, que relata la luz y la sombra, lo mejor y lo peor de las conexiones humanas.

Imperdibles: On the Floor, Without You, Describe.

1
Fetch the Bolt Cutters, Fiona Apple

Fiona Apple ha estado en aislamiento. Desde hace varios años. Había decidido que, para su siguiente disco, se tomaría todo el tiempo necesario, encerrada en casa, acompañada de sus perros y con la esporádica compañía de algunos amigos de confianza. El resultado: un tour de emociones, observaciones sobre las injusticias de la sociedad, la falta de equidad de género, los defensores de los débiles y, sobre todo, la liberación que representa ser uno mismo: pase lo que pase, ser uno mismo. En el álbum encontramos los múltiples matices de su voz; desde cantos dulces, casi angelicales, hasta gritos y gruñidos iracundos. Al estar en casa, encontró en los golpes a sillones, sartenes y botes de basura algunas de sus percusiones. Los ladridos de sus perros son un elemento común. En otras ocasiones, susurra alguna frase sin mucho sentido al final de la canción. Fiona Apple no estaba tratando de hacer el disco perfecto, simplemente quería mostrarse tal y como es. Y el resultado fue justo eso: un disco perfecto.

Si te gustan los perros, tienes que escuchar este disco.
Si te gusta el piano, tienes que escuchar este disco.
Si has dudado de ti mismo(a), tienes que escuchar este disco.
Si detestas las injusticias y a los bullies, tienes que escuchar este disco.
Si te gusta improvisar, tienes que escuchar este disco.
Si te gusta gritar de coraje, tienes que escuchar este disco.

Simplemente, tienes que escuchar este disco.

Imperdibles: I Want You To Love Me, Fetch The Bolt Cutters, Drumset.

Bonus tracks

Además de la lista con los que para mí fueron los 10 mejores discos del año, dejo aquí tres recomendaciones: Kyoto, de Phoebe Bridgers; The Ascension, de Sufjan Stevens; y Circle the Drain, de Soccer Mommy. Las tres canciones forman parte de discos que quedaron fuera del listado, pero que también vale la pena escuchar, tanto como conocer sus propias elecciones. Cuéntenme en @ajpicco qué les parecieron los álbumes que vamos presentando y cuáles fueron sus favoritos en el  casi finalizado 2020.

© 2023 by Mapa Gris. Todos los derechos reservados.

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon